Pruebas avanzadas de Babcock Valves para la industria nuclear

Continuando su colaboración con la industria nuclear española, Babcock Valves presenta su última oferta: la válvula de compuerta de bonete atornillado DN80 (3″). Esta válvula está meticulosamente fabricada para cumplir con los estrictos estándares de ANSI Clase 900#, utilizando material ASME SA216 WCB. Su diseño se adhiere estrictamente a las normas ASME Sección III Clase 1, garantizando una calidad y fiabilidad incomparables.

Diseñada para adaptarse a un actuador eléctrico Limitorque SMB-00 (10#), la válvula está optimizada para un rendimiento máximo y una integración perfecta. Como parte de sus etapas finales de control de calidad, la válvula se somete a un Hidroensayo exhaustivo en bancos de prueba especializados. Este riguroso proceso de prueba comienza con un hidroensayo inicial para evaluar el rendimiento de la válvula bajo presión. Posteriormente, la válvula se desmonta para analizar el impacto de la presión en el empaque, prestando especial atención a la integridad de los anillos de empaquetamiento de la caja de empaquetadura. Solo después de confirmar que los anillos de empaque permanecen impecables, la válvula se vuelve a ensamblar y se somete a un segundo hidroensayo para garantizar que cumpla con los estrictos estándares de rendimiento y seguridad.

Este enfoque meticuloso de pruebas subraya el compromiso inquebrantable de Babcock Valves de ofrecer productos de primer nivel adaptados a las exigentes demandas de la industria nuclear.

Previous articleVálvulas de bola de servicio severo con asiento metálico y fuga cero
Next articleVálvulas Genebre Fire Safe certificadas por TÜV Rheinland
News brought to you by our editorial team. We are a knowledge platform – driving technology to the global Green Steel community. If you wish to contribute your press, please contact us.